GuidePedia

0

El deportista Ángel Correa ha sorprendido con las últimas declaraciones que ha realizado, en ellas ha dicho que: "Estaba en Argentina con mi representante para hacerme la revisión médica y ya firmar el contrato con el Atlético, pero los médicos notaron que había algo raro y me dijeron que me tenía que operar. Lo primero que pensé en ese momento fue que no quería jugar la semifinal de la Libertadores con San Lorenzo. Nos había costado tanto llegar ahí que me hacía mucha ilusión jugarla. Pero después en frío decidimos que lo mejor era operarme, porque era joven y la recuperación iba a ser buena, y así fue."

El futbolista se sintió engañado, porque según él los médicos le dijeron que no había riesgo y que podría volver a jugar. Algo que no era así.

La confesión posterior de los médicos, diciéndole que le habían mentido, fue para el jugador, una atrocidad y dura revelación de la que todavía hoy le cuesta reponerse.


Publicar un comentario

 
Top