GuidePedia

0


El suceso de Lucas Hernández ha puesto “patas arribas” el mundo deportivo de manera internacional. El futbolista fue detenido en su vivienda en Madrid, tras haber pegado supuestamente a su pareja. La mujer, fue incluso atendida en el hospital por las lesiones, confirmándose los hechos por la Guardia Civil.

Ahora la juez, ha impuesto una orden de alejamiento, que impide al deportista ver a su expareja. La noticia ha caído como un jarro de agua fría en el mundo del deporte actual, ya que en él estaban puestos muchos ojos y la confianza de muchos directivos, pensando que iba a ser una de las sorpresas de la temporada por su talento.

Según cuentan las fuerzas de seguridad, él estaba ebrio, por lo que habría sido una ayuda para que se violentara. Él en su testimonio, justifica la violencia porque ella intentó rallar su coche deportivo. ¡Algo que muchos todavía están asimilando por la crudeza de la situación!




Publicar un comentario

 
Top