GuidePedia

0

El entrenamiento previo a la Juventus, le jugó una mala pasada a Cristiano Ronaldo, padeciendo un fuerte dolor en la espalda, que lo llevó inmediatamente a revisión para que el equipo médico y el fisioterapeuta descartara la gravedad de una lesión.

Parece ser que el dolor ya había sido leve antes de los entrenamientos, pero que al no ser nada, revisado por el entrenador se decidió seguir hasta el entrenamiento oficial. Algo que le jugó una mala pasada al jugador, que se asustó ante el pinchazo de fuerte dolor que se irradiaba por uno de sus costados.

Ancelotti se apresuró a hablar del diagnóstico para valorar si había algún problema que no se pudiera solucionar en el mismo día, sin embargo, todo fue una falsa alarma. El jugador se reincorporó al partido después de unos minutos y todo fue bien. Una situación que demuestra que el jugador sigue estando en plenas facultades.


Publicar un comentario

 
Top