Agresiones y faltas




Hace unas horas nos enterábamos de que el jugador Kannemann, había saltado a la palestra deportiva por haber cometido una falta. Hasta ahí todo normal puesto que cualquier futbolista habría podido realizarla.

Lo que nadie había previsto es que Bilen, hubiera reaccionado mal, tomándose la acción como una mala estrategia deportiva avisándole con el brazo de que no estaba bien. Este simple gesto de aviso, fue convertido en una aberración y ataque, cuando Konnemann hizo el paripé tirándose al suelo.

Todo se ha vivido en el Mundial de Clubes, cuando finalmente el árbitro mostró la tarjeta amarilla, con la que han sancionado al jugador. Sin duda, un espectáculo del que ya se han hecho eco la mayoría de revistas deportivas del sector ¡¡llamándole desde actor a mala interpretación!! ¿Crees que ha sido buena su conducta? Sin duda no, en un panorama en el que se buscan las mejores jugadas. ¡Te contaremos las novedades del caso!


Compartir en Google

Autor: Ana Pérez

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario