GuidePedia

0

Ya han pasado diez meses desde que Michael Schumacher casi perdiera la vida en un fatal accidente de esquí que le llevo a pasar varios meses en un coma inducido, del cual pocos tenían esperanza de que despertara. El destino es caprichoso y quiso que el heptacampeon del mundo de Fórmula 1, consiguiera mantenerse en una semi consciencia y fuera trasladado a su mansión en suiza donde está siendo cuidado por un excelente grupo de médicos.

Según ha podido saber el diario británico Daily Mail, la familia de Schumacher está invirtiendo en su recuperación casi 125 mil euros cada semana. La mansión cuenta con un pequeño hospital adaptado a las necesidades del piloto con médicos, enfermeros, neurólogos, nutricionista y fisioterapeutas que se encargan de él, día y noche. A pesar de todos estos esfuerzos, existen pocas posibilidades de que Schumacher vuelva a ser el que era, algún día.

Parece ser que el piloto se comunica a duras penas con ligeros movimientos de cabeza y parpadeos, mientras que los médicos se encargan de que no pierda su tono muscular y mantener en buen estado su reconocimiento de estímulos. La familia ha puesto sus esperanzas en dos científicos croatas que han diseñado un microchip que puede devolver el habla y las actividades motrices a las víctimas de daño cerebral, similar al que padece Schumacher.

Publicar un comentario

 
Top