GuidePedia

0

Keita no se arrepiente del lío que se armó los días pasados, ya que se siente despreciado por el jugador Pepe, de quien dice que sufrió un escupitazo que le dejó muy afectado. Según Keita, el jugador rechazó hablarle y en vez de comportarse más civilizadamente le dio semejante respuesta, haciendo que no se sintiera persona.

Parece ser que no es el primer comportamiento injusto que el jugador ha recibido, ya que se siente no aceptado por su color de piel comentando que en la Supercopa del año 2011, Pepe ya le había llamado Macaco, llevándole a pensar al futbolista que no le aceptaba por motivos raciales.

Por estos motivos, Keita no quiso darle la mano en el amistoso disputado en las últimas horas, haciendo un flaco favor a Pepe. Ahora que todo el mundo se pregunta por la verdad del acontecimiento, Keita está dispuesto a contar la verdad de lo que ha sucedido detrás de las cámaras y en los entrenamientos, comentando también que: "a sus ojos no soy un ser humano"

Publicar un comentario

 
Top