GuidePedia

0

La Copa de Italia atrajo consigo un triste final, en el que uno de los espectadores del partido vieron como su vida terminaba al sufrir un disparo que terminó lamentablemente, con la vida del aficionado, a quien trasladaron al hospital pero ya no pudieron salvarle la vida.

El aficionado se llamaba Ciro Esposito y fue disparado en el pecho por el detenido, Daniele De Santis, de 48 años, quien fue detenido al instante, tras el suceso. Al parecer todo se debió a una venganza por desacuerdos y diferentes puntos de vista, ya que el hombre ya había provocado varios disparos y distorsiones con petardos a diferentes aficionados del equipo contrario, en su establecimiento, un negocio local cercano al estadio.

Tras el suceso, todos los aficionados se revelaron creando un ambiente de frustación y caos, entre los seguidores de un equipo y el otro. El partido comenzó ya mal, ya que todos tuvieron que esperar más de 40 minutos más de lo anunciado, algo que creó una mayor tensión. Ahora se guardará un día de luto para honrar a la memoria de Ciro.

Publicar un comentario

 
Top