GuidePedia

0

Anoche se celebró en Lisboa el partido más esperado de la temporada, una final de la Liga de Campeones que mantuvo a todos los seguidores de este amado deporte con el corazón en un puño y es que lo parecía ser un partido cantado en el primer tiempo, se convirtió en una batalla campal en los últimos minutos, con una prorroga que fue la clave para el impresionante final y resultado. Pero para no alargarnos demasiado, ya podemos decir que el Real Madrid salió victorioso con un 4 a 1. Una final de infarto sin duda.

La primera parte del partido fue un ir y venir de balones despejados y tiros a puerta mal encaminados, ambos equipos parecían estar midiendo sus fuerzas en la distancia hasta que Godín del Atlético de Madrid, se hizo con una portería mal defendida y marco el primer gol del partido. Llegado el segundo tiempo, la cosa comenzó a tomar un color diferente hasta que llegado el minuto 90, el árbitro concede cinco minutos más donde Ramos no se hace de rogar y consigue el gol que daría un empate y por tanto una prórroga.

Y es aquí donde comienza la parte más tensa de todo el encuentro, más aun cuando en el minuto 110 a Bale por fin se le abren las puertas y marca un gol de escándalo. Con los ánimos renovados y un Atlético ya consumido por el esfuerzo, el Real Madrid consigue dos goles más de mano de Marcelo en el minuto 118 y un penalti marcado por Ronaldo en el minuto 120. Dando así por terminado el encuentro y un intenso 4-1 en el marcador.

Publicar un comentario

 
Top