GuidePedia

0
Cuando hablamos de dopaje no podemos evitar buscar a los culpables entre los propios deportistas, pero no siempre ellos son conscientes de que están administrando sustancias prohibidas en sus cuerpos. En esta ocasión el culpable ha sido el estadounidense Lee Evans, quien fue doble campeón olímpico en México en el año 1968 y fue el primer atleta que corrió los 400 metros en menos de 45 segundos y es que se le acusa de dopar a uno de los atletas nigerianos a los que estaba entrenando.

Ha sido la Federación Nigeriana de Atletismo quien ha denunciado el caso y el propio Evans ha reconocido que había estado proporcionando ciertos suplementos alimenticios a los atletas, sin que el médico del equipo tuviera constancia de ello. Debido a esto, uno de sus atletas dio positivo en un control de dopaje con lo que la investigación les llevo hasta el propio entrenador. Aún se desconoce cuál será el castigado que Evans recibirá por sus actos pero teniendo en cuenta los antecedentes de casos similares, estaríamos hablando de una sentencia muy seria.

Como ocurrió en el caso de Abass Rauf, otro entrenador que fue hallado culpable por dopar a sus atletas, ha sido suspendido a perpetuidad por el comité Antidopaje de la Federación Nigeriana. En su caso, el atleta al que le suministraron una sustancia desconocida sufrió un desvanecimiento con lo cual podemos decir que incluso su salud se vio comprometida.

Publicar un comentario

 
Top