GuidePedia

0

A veces es mejor mantener la boca cerrada y guardarnos ciertas opiniones para nosotros mismos. Quizás este consejo es el que debió haber seguido Donald Sterling, el dueño del equipo de baloncesto de Los Ángeles Clippers, por una serie de declaraciones racistas por las cuales ha sido suspendido de por vida por la NBA. Dichas declaraciones se realizaron en un ámbito más bien íntimo ya que se trataba de una conversación con su pareja, pero que han trascendido hasta los medios de comunicación.

La conversación en concreto trataba sobre la decisión de la pareja de Sterling por subir una foto a Instagram de Magic Johnson. Sterling, que es de origen judío, afirmo sentirse molesto por el hecho de que su pareja se relacione con gente negra y que encima lo fuera promoviendo por las redes sociales. Para más inri, la propia pareja de Sterling es de origen mexicano y afroamericano, algo que no parece importarle pero si le exige que no se la vea acompañada de gente negra ni siquiera en los partidos de los Clippers.

Además de la sanción de por vida, también ha sido multado con más de dos millones y medio de dólares, pero toda la NBA se ha unido en su contra con la intención de forzar a Sterling para que venda la franquicia del equipo. Incluso muchos jugadores tenían previsto boicotear los partidos de las series finales si el comisionado de la NBA no imponía una sanción a Sterling.

Publicar un comentario

 
Top