GuidePedia

0
Como ya veníamos anunciando, esta temporada el Mundial de Fórmula 1 iba a traer cola y es que no solo los cambios de pilotos hechos por las escuderías, las nuevas reglas impuestas por la FIA y los nuevos componentes de los monoplazas iban a dar que hablar. Y como suele pasar en la Formula 1, la polémica está servida desde la primera carrera y como protagonista le ha tocado a Red Bull y a su nuevo piloto Daniel Ricciardo, quien acabo en el podio en segundo puesto y que ha sido descalificado por haber consumido más combustible del permitido.

Por su parte, desde Red Bull aseguran que no han cometido ninguna falta y que la nueva tecnología para medir y controlar el gasto del combustible es aún demasiado nueva como para resultar 100% fiable. Al parecer, los sensores habían detectado que el coche de Ricciardo había excedido ampliamente el límite impuesto por la FIA de 100 kilos por hora en el flujo de combustible al motor. Pero el propio Horner tiene esperanzas en que la FIA rectificara y Ricciardo será recalificado ya que ninguno de ellos incumplió con la polémica norma.

Por otro lado, tanto Ferrari como Mercedes apoyan la norma y la decisión de la FIA ya que consideran que imprescindible que los niveles de combustible sean controlados en todos los equipos y que lo único que es necesario es que tanto los equipos como la propia FIA se apoyen mutuamente en este tema. Es importante que aprendamos a trabajar con el sensor de flujo de fuel para evitar este tipo de problemas y cuanto antes nos acostumbremos a trabajar con ello, antes podremos darlo todo en las carreras.

Publicar un comentario

 
Top