GuidePedia

0
A veces es inexplicable como algunos gestos con un claro enfoque solidario pueden ser ajusticiados como si de delitos graves se tratara. Esto es lo que ha tenido que vivir el jugador del Real Jaén, Jonathan Mejía, cuando su equipo se enfrentaba a la UD Las Palmas y tras un gol se levantó la camiseta dejando ver un mensaje de apoyo a los niños con cáncer. “Animo pequeñines: Día Mundial contra el Cáncer Infantil” es lo que podíamos leer en su camiseta y escrito con bolígrafo. Un mensaje motivado por la presencia de unos niños enfermos que presenciaban el encuentro desde el palco.

Este simple gesto de apoyo, ha sido multado por el Comité de Competición con una sanción de dos mil euros, una medida considerada no solo injusta si no también desproporcionada. Los abogados del club ya presentaron un recurso ante el Comité de Apelación y el jugador cuenta con el apoyo de todos sus compañeros, del propio club y de todos aquellos que han presenciado lo ocurrido por los buenos gestos no pueden ser castigados bajo ningún concepto.


Por otro lado, Carmen Flores, la representante de Defensor del Paciente acudió hasta el ministro de educación el señor Wert, con una carta en la que se reclama la destitución inmediata del Comité de Competición que tuvo la brillante idea de imponer dicha multa al jugador del Jaén. Por suerte y según las últimas noticias, parece ser que el Comité ha sabido rectificar a tiempo y la sanción quedara solo como un mal recuerdo.

Publicar un comentario

 
Top