GuidePedia

0

A principios de semana nos hacíamos eco de la polémica causada por un gesto inadecuado en un momento inadecuado, por parte del jugador argentino Ángel Di María del Real Madrid, durante un encuentro contra el celta el pasado domingo en el estadio del Santiago Bernabéu. Para algunos, dicho gesto realizado en un momento clave y para ser exactos cuando Di María fue mandado al banquillo para sacar a Gareth Bale al campo. El gesto del que tanto se habla, fue un simple acomodamiento de sus partes íntimas pero en el momento menos indicado.

A pesar de que Di María se explicó claramente en la rueda de prensa posterior al partido y comento que estando su familia en la grada, nunca en la vida se le ocurriría hacer un gesto con semejante intención de la que se le acusaba, el club blanco decidió sancionarle y llamarlo para declarar y explicar ante la junta, su versión de los hechos. El propio jugador alego estar de acuerdo con las decisiones del club y se prestó tranquilamente a declarar y contar su visión de lo sucedido. Lo que está claro es que hay gente demasiado sensible y desconfiada en este mundo en el que vivimos.

Tras las declaraciones del jugador argentino, el propio entrenador del equipo ha dejado clara su intención de creer la versión de Di María ya que un error lo puede cometer cualquiera y aunque ha sido un gesto feo, es comprensible que ocurriera en un momento poco adecuado y sin mala intención. Por su parte el jugador argentino se ha disculpado ya que aunque no era su intención, siente si a alguien le pudo haber molestado. Esperemos que la cosa se quede así y no sigan buscando más leña para echar al fuego.

Publicar un comentario

 
Top