GuidePedia

0

Cuando un equipo de futbol no alcanza sus objetivos, el primer culpable y responsable siempre es el entrenador. Por ello y otras razones, el entrenador del Valencia C.F ha sido destituido y hasta encontrar un digno sustituto se hará cargo del equipo el máximo responsable del filial, Nico Estévez. Miroslav Djukic ha sabido asimilar su culpa en todo este asunto, asumiendo que no ha cumplido con sus promesas y no ha podido poner al Valencia en el lugar que él hubiera querido, por lo que no ha tenido más remedio que aceptar su sustitución.

El entrenador no ha tenido un buen pase por el equipo valenciano ya que desde su llegada no fue bien recibido ni por la afición, ni por el propio equipo de jugadores. Son conocidas las ocasiones en las que algunos jugadores dejaban ver su rebeldía y su negativa a seguir las órdenes del entrenador serbio. Aunque nadie achaca los problemas del equipo a estas desagradables situaciones, si se habla mucho de que la culpa la ha podido tener la falta de entendimiento entre ambas partes.

A pesar de que el propio presidente del club ha defendido a Miroslav en varias ocasiones, no ha sido suficiente para mantener al entrenador al frente del equipo. El serbio termina así su etapa en el Valencia con 23 partidos en los cuales ha conseguido cuatro empates, diez victorias y nueve derrotas, repartidas tanto en partido de Liga, en los partidos de la Copa del Rey y en los partidos de la Liga Europea. Algo que no ha servido para garantizar su futuro entre los muros del Valencia C.F.

Publicar un comentario

 
Top