GuidePedia

0

Ser deportista profesional no te asegura un futuro económico estable con el que solventar los diversos problemas que se pueden presentar en la vida, como ya sabe de sobre la bicampeona olímpica de ciclismo en pista Erika Salumae. Por cosas de la vida, se ha visto obligada a vender sus medallas para poder costearse una operación quirúrgica debido a problemas ocasionados por su carrera como deportista de alto nivel y que con la edad, tiene 51 años, empiezan a pasarle serias facturas. Una manera más de costearse una buena salud.

Erika reside en Denia, una ciudad alicantina de España, desde hace algunos años y donde tiene un negocio que combina vacaciones y deportes en la Costa Blanca. La deportista llego a establecer dieciséis records mundiales, gano dos medallas de oro una en Seúl 1988 y otra en Barcelona 1992. También fue diez veces campeona del mundo de ciclismo en pista, en diferentes modalidades y fue la primera mujer en ganar una medalla en los Juegos Olímpicos con la modalidad de ciclismo en pista. Todo un logro que ahora afecta considerablemente a su salud y su economía.

La ex ciclista no solo ha tenido que vender sus dos medallas olímpicas sino que además puso a la venta sus maillots arcoíris de campeona mundial conseguidos en los Mundiales de Viena 1987 y Lyon 1989, el casco que llevo en Seúl y la bicicleta que utilizo en Barcelona además de otros objetos. En total ha conseguido reunir unos 80 mil euros, que no sabemos si serán suficientes para cubrir los gastos de la operación.

Publicar un comentario

 
Top