GuidePedia

0

El Real Madrid ha decidido sacar a la luz un problema de salud que sufre el fichaje millonario, Gareth Bale. Y es que ha sido necesario emitir un comunicado dando explicaciones, ya que algunos periódicos españoles ya corrían el rumor de que el jugador padecía una hernia discal que podría requerir una seria cirugía. Pero el club blanco ha desmentido tales informaciones, alegando que en realidad Bale sufre una protrusión discal crónica que podría degenerar en una hernia discal, pero que según los médicos es una dolencia muy habitual entre los jugadores de futbol profesional.

Para que los seguidores se sientan más tranquilos, esta dolencia no impide al paciente seguir con su actividad normal ni afectaría a su rendimiento, en el caso de Bale. La protrusión discal crónica es una dolencia de la columna vertebral que provoca dolores de espalda pero no es incapacitante ni requiere de una operación delicada como pretendían asegurar algunos medios de comunicación que han pecado de estar mal informados y no verificar la información antes de darla a conocer. El Real Madrid ha contado con el apoyo de su equipo médico para confirmar el diagnóstico de Bale y no dejar que el falso rumor siga extendiéndose.

A pesar de todo, Bale sigue sin poder jugar un partido en condiciones debido a la lesión en su muslo que ya traía antes de terminar las negociaciones de su traspaso. Lesión que parece ser una enorme contractura muscular y es que solo había que ver el enorme bulto que se había generado en la parte superior del muslo y que era visible incluso teniendo la pierna en descanso. Los aficionados siguen esperando a que el jugador se encuentre dispuesto y demuestre que el club hizo un buen negocio al traerle a las filas del Real Madrid.

Publicar un comentario

 
Top