GuidePedia

0

Si bien es cierto que la carrera disputada este domingo para conseguir el Gran Premio de Corea, fue excitante y muy animada, también ocurrieron ciertos hechos algo vergonzosos para todos los implicados y es que mientras Sebastian Vettel se preparaba para ganar el premio, Alonso comenzó a quejarse de los neumáticos Pirelli tras la ronda de clasificación. Lo que no se esperaba el piloto español, era la dura respuesta que obtuvo por parte de Paul Hembery el director de competición de Pirelli.

Alonso comenzó argumentando que tenían problemas con los neumáticos y que no eran capaces de gestionarlos bien, alegando que si presionaban las ruedas estas no durarían ni cinco kilómetros, cosa que para su entender no era normal. Pero desde Pirelli no pudieron callarse y la respuesta fue simple y fría “Solo puedo aconsejarle que pregunte al futuro cuádruple campeón del mundo, como se lo monta para sacar partido de las gomas”. Sin duda, tajante y concisa respuesta.

Pero todo fue solo un malentendido por parte de Pirelli, ya que antes de comenzar la carrera Paul Hembery se acercó a Alonso para pedir disculpas, que fueron aceptadas. Tras la carrera Alonso declaro, que solo había sido un malentendido ya que es Ferrari el que tiene que amoldarse a los neumáticos y que las pruebas están a la vista, con la pista llena de trozos de goma que pertenecen a las desgastadas ruedas de Pirelli. Quizás un comentario para zanjar el tema un poco provocativo, pero así quedo el asunto.

Publicar un comentario

 
Top